Altagracia Salazar: Adiós a CDN. La intolerancia del PLD se lleva otro espacio de periodismo decente